info@yonaralegend.com

Libertad para todos (Neville Goddard)

El mundo es la imagen y semejanza del estado consciente subjetivo que lo creo.

Primero, tu eres consciente; luego tú te haces consciente de algo; luego tú te haces consciente de ser aquello de lo que estabas consciente; luego observas objetivamente aquello de lo que estabas consciente de ser.

Sentir es el secreto de la creación.

Dos cosas no pueden ocupar un mismo lugar al mismo tiempo, así que cuando lo invisible se hace visible, el estado anteriormente visible desaparece.

Isaac simboliza a tu verdadero ser –con tus ojos cerrados al mundo presente- en el acto de percibir y sentirte a ti mismo siendo o poseyendo aquello que tú deseas ser o poseer.

No puede haber un Sabbat, un séptimo día, un periodo de descanso mental, hasta que los seis días se terminen- hasta que el ajuste psicológico se logre y la impresión mental se haga completamente.

Las palabras de la profecía mencionadas en este libro Apocalipsis, son tus deseos básicos que no deben ser condicionados más a fondo. El hombre está constantemente añadiendo y quitando de esas palabras. Sin saber que  esos deseos básicos contienen el plan y el poder de expresión, el hombre está siempre comprometiendo y complicando su deseo.

Mientras que permanezcas en tu presente estado consciente, continuaras deseando aquello que ahora deseas. Cambia tu concepto de ti mismo, y tú automáticamente cambiaras la naturaleza de tus deseos.

Tu ambiente inmediato es definido como tu propio concepto de ti mismo, más tus convicciones respecto a otros que no han sido aceptadas por ellos.

El hombre sabio y disciplinado, no ve ninguna barrera para la realización de su deseo: el no ve nada que haya que destruir. Con una actitud mental fijada, el reconoce que la cosa deseada ya ha sido completamente expresada, porque él sabe que un estado subjetivo fijado tiene maneras y medios para expresarse a sí mismo, que el hombre no conoce.

Vístete se ese humor, de ese sentimiento que sería tuyo si ya fueras aquello que deseas ser; y en poco tiempo tu serás sellado en la creencia de que ya lo eres, luego, sin esfuerzo, este estado invisible se materializara a sí mismo; lo invisible será hecho visible.

El uso de un ángel o la voz de un amigo para hacer la impresión consciente, es la forma más corta, más segura y más asegurada de ser auto-impregnado.

Descubre esto y más en nuestras sesiones de liderazgo online.

#liderazgo #crecimiento


Subscríbete a nuestro NEWSLETTER!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *